El presidente Mauricio Macri se mostró este miércoles junto al presidente de la Sociedad Rural, Daniel Peregrina, y el presidente de Confederaciones Rurales Argentina, Dardo Chiesa, en “Expoagro” en la localidad de San Nicolás.

“Este es un año fundacional para nuestro país. El mundo está mirando qué vamos a hacer los argentinos, si ratificamos el rumbo, si decimos que esto va en serio o vamos a tomar un atajo con una solución que no pasa por trabajar en equipo y dialogar”, aseveró ante los presentes.

“Sabemos el momento difícil y duro que estamos viviendo desde el punto de vista de la restricción financiera, por eso es importante salir de las incertidumbres políticas que no nos permiten normalizar del todo nuestra economía”, prosiguió el mandatario.

Al referirse a la peor sequía de las últimas décadas que tuvo que soportar el país el año pasado, le agradeció los productores: Lejos de bajar los brazos, dijeron: ‘Vamos más que nunca por el futuro y por el país’. Apostando con todo“.

En esta línea, y aunque no dio mayores precisiones, anunció dos nuevas líneas de crédito para que los productores rurales puedan comprar maquinaria agrícola: “Sabemos de la restricción financiera en este momento“.

Y sobre el impuesto que su propio gobierno puso al trigo y que es criticado por los agropecuarios, explicó: “Es un mal impuesto, que esperamos que dure lo menos posible. Nos dimos cuenta de que aislados del mundo no teníamos destino, ahora nos llevamos bien con todos, abrimos 170 nuevos mercados pero queremos más, no solo la cereza que va a China, la carne que va a Japón, la yerba y el aceite de soja que van a India, tenemos que duplicar la producción de alimentos”.

“En estos tres años construimos los cimientos, las bases sólidas para proyectar, porque ahora vamos a crecer durante muchos años. Claro que cuesta dejar atrás años de improvisaciones, pero ustedes lo comprenden, porque nunca tomaron atajos y las soluciones mágicas”, concluyó.

Comentarios

comentarios

Compartir