El lunes por la mañana, un feroz tiroteo en una céntrica estación de tranvías en la ciudad holandesa de Utrecht dejó el saldo de tres muertos y una decena heridos.

Horas después del incidente, y tras una intensa búsqueda, los efectivos policiales dieron con Gökmen Tanis, ciudadano turco de 37 años: el atacante está detenido y siendo indagado por las autoridades.

Este martes por la mañana, los investigadores indicaron que consideraban “seriamente” la “pista terrorista” luego de haber hallado una carta en el auto del principal sospechoso: aunque no dieron mayores detalles, la prensa local informó que se trataría de una “supuesta afiliación al ISIS”.

Asimismo, procedieron al arresto de dos sospechosos que tienen 23 y 27 años. “Posiblemente estuvieron involucrados en el tiroteo”, señalaron.

Comentarios

comentarios

Compartir