Cuando se empieza a bucear un poco más en los datos de pobreza difundidos por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC), la cuestión se vuelve mucho más alarmante. Y triste.

La pobreza tiene mayor incidencia entre los chicos pero a niveles inusitados: según los datos el organismo público, en la Argentina el 46,8% de los niños menores de 14 años son pobres.

Del segundo semestre del 2017 al mismo período en 2018 la cantidad de menores que están bajo el umbral de la pobreza avanzó un 18%.

La cifra de indigentes también es preocupante: hay un 10,9% de chicos que ni siquiera son pobres. Ni la Asignación Universal por Hijo (AUH) alcanza para paliar la situación: en el último año este segmento creció un 43%.

💔 #ArgentinaDuele

Comentarios

comentarios

Compartir