Aunque los medios resaltaron hace algunos días atrás el “buen puerto” al que llegaron las negociaciones con los docentes bonaerenses, el conflicto sigue sin resolverse en la Ciudad de Buenos Aires. 

Por ello, este jueves y en el marco de una jornada nacional de lucha, la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE) convocó a un paro con movilización.

“La medida es contra las políticas de hambre y empobrecimiento de la gestión ‘Cambiemos’, en reclamo de aumento salarial y contra el ajuste en las viandas y comedores escolares”, advirtió Eduardo López, titular del gremio.

Sobre esto último, explicó: “No vamos a aceptar la reducción de las raciones en los comedores escolares porque con hambre no se puede estudiar“.

“Esta semana la funcionaria Soledad Acuña informó a las direcciones de cada establecimiento que a partir del lunes, quienes no hayan completado los engorrosos trámites de gestión de becas, dejarán de recibir la comida o el refrigerio en sus escuelas. Resulta inadmisible que el Gobierno de la Ciudad afecte un derecho básico como la alimentación en un contexto de crisis, con niveles crecientes de pobreza y hambre en las calles”, remató.

Vale la pena recordar que la administración de Horacio Rodríguez Larreta propuso a los docentes un 23% de aumento en tres cuotas más dos cláusulas de revisión. Además, se reconoció 4% de 2018. Hasta ahora firmaron el acuerdo 14 de los 16 gremios docentes estatales, pero lo rechazaron tanto UTE como Ademys, los dos gremios más importantes.

Comentarios

comentarios

Compartir