Un primer tiempo para el olvido y un segundo tiempo con carácter: River no mostró su mejor versión en Porto Alegre pero tuvo suficiente fútbol y personalidad como para remendar un partido adverso y sacarle un punto al Inter como visitante.

Los brasileños arrancaron poniéndose en ventaja gracias a los goles de López y Edenilson. Cuando peor la pasaban los argentinos, un penal tras la ejecución de un peligroso tiro libre le dio aire: Pratto lo cambió por gol para descontar.

Ya en la segunda parte, el conjunto dirigido por Marcelo Gallardo cambió la cara, se plantó con firmeza en el terreno rival y logró empatar el partido gracias a un golazo del uruguayo De la Cruz.

Aunque el resultado no fue el ideal, los tres puntos en los tres partidos de la primera fase le dan todavía aire al equipo “millonario”: tiene que ganar al menos los que le quedan de local para no sufrir sobresaltos y pasar a los octavos de final.

La palabra del “Muñeco” Gallardo:

Comentarios

comentarios

Compartir