El lunes por la tarde empezaron a caer fuertes lluvias en R铆o de Janeiro pero nadie imagin贸 lo que se vendr铆a: calles anegadas, viviendas llenas de agua, veh铆culos flotando por distintas arterias y caos.

Las autoridades locales le pidieron encarecidamente a la poblaci贸n que se quede en sus casas o que solo se movilicen en caso de “extrema necesidad” debido a que el pron贸stico indica que seguir谩 lloviendo.

Marcelo Crivella, alcalde de la ciudad, se帽al贸: “Esta lluvia es completamente at铆pica. Siempre tenemos la previsi贸n de lluvias fuertes, pero no con esa intensidad“. Ante esta situaci贸n, se decidi贸 tambi茅n el cierre de escuelas municipales.

Hasta el momento hay ocho muertos: en algunas zonas las “sirenas de emergencia” no sonaron, como en la favela de Babilonia, en una colina detr谩s del conocido Pan de Az煤car. S贸lo en ese lugar el desprendimiento de tierra caus贸 el deceso de dos mujeres.

Comentarios

comentarios