Luego de registrar niveles alarmantes de casos de sarampi贸n en la zona de Williamsburg en Brooklyn, el gobierno municipal de Nueva York decidi贸 declarar la “emergencia sanitaria p煤blica”.

La misma afecta sobre todo a la comunidad jud铆a ortodoxa residente en la zona que, adem谩s, se opone a las vacunas. Por ello, el alcalde Bill de Blasio advirti贸 que le exigir谩n la inmunizaci贸n contra el sarampi贸n, paperas y rubeola (MMR) a los residentes de la zona.

“El brote de sarampi贸n contin煤a creciendo de forma alarmante. Los casos comenzaron en octubre y muchos de estos han sido confirmados durante los 煤ltimos dos meses, de los cuales 246 casos son ni帽os menores de 18 a帽os”, confirm贸 Oxiris Barbot, directora municipal de salud.

Vale la pena recordar que, pese a que todos los organismos m茅dicos y cient铆ficos del mundo recomiendan la vacunaci贸n, en el 煤ltimo tiempo ha cobrado fuerza en todo el mundo una ola “anti-vacunas”.

En algunas partes de los Estados Unidos la situaci贸n es preocupante: una investigaci贸n del 鈥淗ollywood Reporter鈥 sobre los niveles de vacunaci贸n en las escuelas elementales de Los Angeles inquiet贸 a m茅dicos y cient铆ficos de todo el mundo.

En los barrios m谩s ricos, como Santa Monica y Berverly Hills, los n煤meros se desploman a la par que la tos ferina se vuelve moneda corriente. En ciertos establecimientos educativos, entre un 60% y 70% de los padres llen贸 este tipo de formularios, bajando la tasa de vacunaci贸n a porcentajes que pueden compararse con pa铆ses pobres como Chad o Sud谩n del Sur.

Comentarios

comentarios