No fue un gran partido del equipo de Valverde pero con poco le alcanzó para doblegar al de Solskjaer y llevarse un resultado más que positivo de cara a la revancha.

El Barcelona le ganó 1 a 0 al Manchester United en el Old Trafford gracias a un gol que convalidó el VAR de Shaw en contra: luego de una linda jugada de Busquets y Messi, Suárez cabeceó al arco y la pelota le dio al defensor del equipo local. El juez de línea cobró offside pero finalmente la tecnología falló en favor de los catalanes.

Uno de los momentos más “curiosos” y “preocupantes” del partido se dio en el primer tiempo cuando Chris Smalling saltó a destiempo y golpeó a Lionel Messi en el rostro: el argentino quedó tendido en el piso, sangrando y con rasguños y hematomas en la nariz y el ojo izquierdo.

¡Así le quedó la cara a Messi!

Comentarios

comentarios

Compartir