En cada medida de fuerza que pretende ser potente y que “se sienta” en todo el país, paralizar los medios de transporte se vuelve algo fundamental.

Aunque Hugo Moyano deslizó que había iniciado conversaciones con la Unión Tranviarios Automotor (UTA) para que participen del paro del próximo 30 de abril, su titular Roberto Fernández salió a bajarle el tono: sólo se sumarán si lo hace la central obrera, actualmente alejada del moyanismo.

“Ya lo hemos dicho varias veces, que nosotros estamos adheridos a la CGTLo que haga la CGT, nosotros lo vamos a acatar. Personalmente estoy de acuerdo con el reclamo, pero nosotros respetamos a la CGT”, aclaró en diálogo con “El Destape”.

“Yo no voy a discutir el reclamo, si la CGT acata la medida, nosotros también la vamos a acatar”, agregó.

Por último, salió al cruce de los que criticaron la decisión de realizar una medida de fuerza el 1º de mayo: “No es un paro, es un reclamo de hace mucho tiempo. No queremos más trabajar los feriados porque prácticamente los estamos trabajando gratis por el Impuesto a las Ganancias“.

Comentarios

comentarios

Compartir