📸 Foto: Luciano Thieberger

Las condiciones meteorológicas que se registraron la última semana favorecieron la expansión de un “olor fuerte y nauseabundo” que por momentos se sintió en los barrios porteños de Parque de los Patricios, Barracas, La Boca, Constitución y Pompeya.

La situación alertó a cientos de vecinos que comenzaron a denunciarlo ante Defensa Civil y, por supuesto, en las redes sociales.

“Debido a la inversión térmica, y a que casi no hay viento, el olor quedó estacando en la Ciudad de Buenos Aires. Estamos recibiendo muchos llamados porque es una situación inusual, pero no es para preocuparse, ya que no afecta la salud“, explicó Matías Bertolotti, meteorólogo, a la prensa.

Recién este viernes se supo que la responsabilidad es de la fábrica “Hebos”, ubicada en la calle Otamendi 1220, en el barrio de Valentín Alsina, perteneciente al partido de Lanús: ya ordenaron su clausura.

Comentarios

comentarios