Ni el optimismo de los funcionarios en cada entrevista o diálogo con los medios puede “maquillar” el gran fracaso de la política económica del gobierno ni el hecho de que la inflación está lejos de darle tregua a los bolsillos de los argentinos.

Un día antes de que el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC) diera a conocer el resultado de sus mediciones, el presidente Mauricio Macri decidió advertir que se registraría “un pico de inflación” en marzo. No se equivocó.

Los números son preocupantes: según se desprende de los datos publicados por el organismo estadístico, el aumento en los precios en lo que va del 2019 alcanzó el 11,8%.

Si se mide en términos interanuales, la inflación acumulada es del 54,7%, registrando máximos históricos de las últimas décadas.

Para colmo, en el interior del país, en especial en el NOA (4,9%) y el NEA (5,1%) la inflación fue superior, porque los útiles escolares subieron más (entre 22,4 y 25,3%) y también los alimentos (entre 6,2 y 6,3%).

  • Para leer el informe completo: INDEC

Comentarios

comentarios

Compartir