“Es un incendio terrible“, afirmó Anne Hidalgo, alcaldesa de la capital francesa, en las primeras horas de la tarde. Las columnas de humo que se veían desde distintos puntos de la ciudad y el fuego que brotaba del histórico edificio hacían presagiar que sería un día difícil.

En medio de los trabajos de refacción, la Catedral Notre Dame de París sufrió un grave incendio.

El fuego quemó la armadura de madera del techo de más de 100 metros de longitud, conocido como “el bosque” por el gran número de vigas que hubo que utilizar para instalarlo, así como la aguja de 93 metros de alto.

Aunque todavía persisten dudas sobre la resistencia de la estructura de este símbolo de la cultura europea y testimonio de la historia de Francia, los bomberos pudieron confirmar que las dos torres emblemáticas se mantuvieron en pie, así como el gran rosetón de la fachada sur.

LAS FOTOS:

Comentarios

comentarios

Compartir