Las alarmas est谩n prendidas desde hace rato pero el nuevo pico inflacionario dado a conocer por el INDEC este 煤ltimo martes se volvi贸 realmente preocupante: en una econom铆a en recesi贸n, donde el salario real cae estrepitosamente, los aumentos s贸lo pueden acelerar la pobreza y la miseria.

Seg煤n se desprende del informe del organismo estad铆stico, los servicios vinculados a la educaci贸n fueron los que m谩s se dispararon en el acumulado de enero a marzo: subieron un 20,6%.

Lo secundaron los alimentos y las bebidas, que ascendieron un 15,8%, y los relacionados con la comunicaci贸n, que aumentaron un 13,3%.

En tanto, los gastos de la vivienda, es decir, las boletas de agua, electricidad y gas, sumado a los combustibles, treparon un12,8%.

Un poco por detr谩s se ubicaron los servicios de salud, que aumentaron un 9,6%, y el transporte que subi贸 un 9,1%.

Comentarios

comentarios