Pese al resultado favorable que obtuvo en Londres en el partido de ida, el Ajax no titubeó de entrada en Amsterdam y golpeó primero: De Ligt, el joven capitán que ya le había marcado a la Juventus en Turín, abrió el marcador antes de los cincos minutos.

Y pese a algunos buenos intentos del rival, con un tiro en el palo de Son incluido, los holandeses siempre fueron un poco más que los del Mauricio Pochettino.

La superioridad de los locales quedó plasmada en el primer tiempo: antes de que termine, Ziyech estiró la ventaja y sumió en un profundo desconcierto al Tottenham.

Sin embargo, el entrenador argentino reacomodó el equipo en el entretiempo y el panorama cambió completamente. Y cracias a dos goles de Lucas Moura en un ráfaga letal, los londinenses se pusieron nuevamente en partido. La hazaña estaba en marcha.

Los “Spurs” casi lo ganan con un cabezazo de Vertonghen pero el travesaño dijo que no; el Ajax estuvo a punto de liquidarlo pero el tiro de Ziyech dio en el palo y salió.

En el último minuto, otra vez apareció Lucas Moura para silenciar el Estadio “Johan Cruyff”: mandó la pelota al fondo de la red para sellar el 3 a 2 y poner a su equipo en la final de la Champions League.

🤙🏻 LUCAS MOURA, EL HOMBRE DEL PARTIDO

📸  LA EMOCIÓN DE MAURICIO POCHETTINO

Comentarios

comentarios