Las cosas no habían arrancado nada bien en la “Bombonera”: Boca perdía ante Atlético Paranaense por un gol de Marco Ruben y quedaba segundo en el Grupo “G” de la Copa Libertadores.

Sin embargo, la entrada de Carlos Tévez ayudó para darle un envión anímico al conjunto “xeneize” y acorralar a los brasileños contra su propio arco. Lisandro López empató el partido y el “Apache”, luego de forzar la expulsión de Wellington, puso el 2 a 1 definitivo.

Con este resultado, el equipo de Gustavo Alfaro se quedó con el primer lugar en la fase de grupos y quedó bien parado de cara a lo que viene: definirá buena parte de las series en condición de local.

El lunes será el sorteo de los octavos de final de la competición conintental y puede deparar otro cruce histórico: ¿le tocará jugar con River o San Lorenzo?

💪🏻 #GanóBoca

Comentarios

comentarios