Empezó en Comodoro Py el primer juicio oral y público contra la senadora y ex presidenta, Cristina Fernández de Kirchner.

Las autoridades decidieron montar un gigantesco operativo de seguridad para evitar cualquier tipo de incidentes, trasladar con simplicidad a los detenidos y “cercar” el área de acceso para los periodistas.

Por ello, el Ministerio de Seguridad de la Nación desplegó 130 efectivos de la Policía Federal, junto a personal de Prefectura y Gendarmería.

La Policía de la Ciudad, por su parte, llevó a cabo un operativo de prevención en Recoleta, donde vive ex mandataria, durante su traslado y presta colaboración en las inmediaciones de los tribunales de Retiro.

💬 Un “ACTO CIRCENSE”

Comentarios

comentarios