Desde 1950 que no había una “temporada de tornados” tan intensa: según las autoridades norteamericanas, los registros indican que desde el 17 de mayo al 29 de mayo hubo un récord de 225 tornados.

Las cifras, para colmo, distan de ser definitivas: el Servicio Meteorológico de los Estados Unidos cuenta con informes de otros 400 “tornados aislados”, por lo que el número puede subir todavía un poco más.

Para tomar la dimensión del asunto sólo basta echar mano a lo que pasó esta última semana: el lunes hubo 57 tornados en distintos puntos del país, el martes hubo 27.

Los estados más afectados por el fenómeno climático son hasta el momento Idaho, Colorado, Texas, Oklahoma, Kansas, Missouri, Ohio, Indiana y Pennsylvania.

🌪 “Desde hace muchos pero muchos años que no veíamos un patrón de este tipo y que se mantenga activo por tanto tiempo“, reconoció Anton Seimon, investigador y profesor de la Appalachian State University.

Comentarios

comentarios