Buenos días, Quilmes: miren qué día nos tocó, nos tocó un día bien ‘Cambiemos’ con muy lindo sol“, bromeó Mauricio Macri al inicio de su discurso.

El mandatario inauguró el “Metrobus Calchaquí” – tiene un recorrido de 8,7 kilómetros por los municipios bonaerenses de Quilmes, Florencio Varela y Berazategui – junto a María Eugenia Vidal y el intendente Martiniano Molina.

El sábado pasado se cumplieron ocho años del primer Metrobus. María Eugenia está igual. Yo tengo un montón de canas. ¡Y Dietrich tenía pelo en esa época! Eso es mentira, está igual, pero si hubiera tenido seguramente se le hubiera caído el pelo”, agregó jocosamente al instante.

🎥 #MacriEnQuilmes

Esto es mucho más que el cemento, que el hormigón. Esto es progreso real. Es dignidad. Nosotros estábamos convencidos de que se necesitaba un cambio en la Argentina. El cambio en el transporte público es uno de los ejes centrales: ya son 3 millones de argentinos que todos los días viajan en forma más segura, más tranquila, en menos tiempo”, explicó.

Y, por último, le envió un tiro por elevación a Verónica Magario, flamante integrante de la lista del kirchnerismo y el peronismo en la Provincia de Buenos Aires: “Esto está pasando y es real. Me alegro que haya gobernantes que ponen grandes carteles con sus fotos al lado de las obras que estamos haciendo como gobierno nacional, está muy bien si entendieron la importancia de las obras que cambian la realidad de la vida de los argentinos para siempre. Espero que en el futuro las hagan y no que solamente esperen al gobierno nacional; que cada uno en su distrito haga las obras que le corresponde”.

Comentarios

comentarios