Las palabras de la adolescente y activista ambiental Greta Thunberg calaron hondo en el ánimo de muchos suecos: cada vez toman más trenes y menos aviones para combatir los efectos del cambio climático.

La joven de 16 años se rehúsa a utilizar aviones por el alto impacto ambiental que tiene este medio de transporte, por lo que se transporta sólo en barco o tren.

Según los expertos, la “vergüenza a volar” (conocida como “flygskam” en inglés”) por el impacto ambiental que genera el avión se está volviendo una cuestión insoslayable en la opinión pública local.

🚈 La compañía “Swedish Railways” asegura que por este tema han registrado un incremento de alrededor del 8% en la cantidad de pasajeros que utilizan sus servicios.

 “Es la primera vez que la preocupación por el medioambiente está entre las razones más importantes para elegir el tren“, destacó Tobbe Lundell, vocero de SJ, según consigna “The Guardian”.

“Estamos implementando mejoras para aumentar la capacidad, especialmente en rutas largas y concurridas como las que conectan Estocolmo, Gotemburgo y Malmö“, agregó.

📱 #GretaThunberg

View this post on Instagram

Heading home.

A post shared by Greta Thunberg (@gretathunberg) on

Comentarios

comentarios