Con una recesión económica atroz, las constantes devaluaciones y una brusca caída del salario real, el panorama para casi todos los sectores comerciales es negro.

Luego de que se conociera que en algunos barrios como Palermo y Recoleta el precio del kilo de pan superó los $100, desde el Centro de Industriales Panaderos de Buenos Aires emitieron un comunicado para explicar la frágil situación que atraviesa el rubro e informaron sobre el cierre de 140 establecimientos debido a los aumentos de la materia prima y los alquileres.

“Expresamos nuestra preocupación ante la suba del precio de la harina, principal materia prima en nuestra industria. Hoy aumentó un 10% y en los lugares de reventa hasta un 25%”, aclararon en el escrito.

Necesitamos ya controles a toda la cadena, desde el trigo a la panadería, como así también la baja de tarifas de gas para la industria, ya que se avecina el invierno“, demandaron los panaderos.

“Si no empiezan a controlar los precios de la cadena del trigo al pan se avecinan fuertes aumentos que perjudicarán la mesa familiar de todos los argentinos. Además, de no controlar la cadena de precios, es inminente el aumento en los costos y el cierre de industrias“, concluyeron.

🥖 #Crisis

Comentarios

comentarios