A pesar del apoyo discursivo y dinerario del Fondo Monetario Internacional (FMI) para con el gobierno de Mauricio Macri, la realidad económica de la Argentina está lejos de ser un camino de rosas.

La titular del organismo internacional, Christine Lagarde, reconoció en las últimas horas que “subestimaron” la situación que atravesaba el país aunque se mostró confiada en que las cosas mejorarán con el correr de los meses.

“Es una situación económica increíblemente complicada que creo que muchos jugadores, incluidos nosotros, subestimamos un poco cuando empezamos a tratar de armar con las autoridades argentinas un programa”, apuntó desde Washington.

Por último, al referirse a la inflación, advirtió: “En lugar de estabilizarse y disminuir gradualmente como habíamos anticipado, está mostrándose mucho más resistente de lo que pensábamos. Ahora está empezando a declinar, pero está demorando más de lo que anticipamos”.

Comentarios

comentarios

Compartir