Brasil vive un nuevo terremoto político que puede alcanzar proporciones siderales: el portal norteamericano “The Intercept” publicó en las últimas horas mensajes privados, documentos, audios y fotos correspondientes a integrantes de la investigación de “Lava Jato”.

En los mismos están incluidos el procurador del Ministerio Público, Deltan Dallagnol, y el ex juez Sergio Moro, actualmente titular del Ministerio de Justicia del gobierno de Jair Bolsonaro, como impulsores de la “politización, direccionalidad e irregularidad” en una de las causas de corrupción más resonantes de la historia y que terminaron con la condena de Lula Da Silva.

En el caso de que se compruebe, la actuación conjunta entre el juez y el procurador, sospechada por muchos pero vuelta evidente bajo esta “nueva luz”, demostraría un fuerte sesgo en el dictado de la condena a ocho años y diez meses de cárcel contra el ex presidente.

📱 La publicación de “The Intercept”

En 2016, los abogados del PT presentaron numerosos recursos e, incluso, expusieron el caso ante el Comité de Derechos Humanos de la ONU alegando que los fiscales habían actuado en conjunto con el actual ministro.

Ahora, con estas pruebas bajo el brazo, los letrados reforzaron su postura, indicando que fue “víctima de lawfare”, es decir, la manipulación de la legislación con fines políticos.

Todavía no está claro cuál será el alcance judicial y político de la filtración de estos documentos: si terminará con la nulidad del proceso y la libertad de Lula Da Silva o, por el contrario, todo seguirá como si nada. Lo que sí se sabe es que la política brasileña vuelve estar atravesada por un escándalo de magnitudes inconmensurables.

📸 Sergio Moro, ex juez y actual titular del Ministerio de Justicia, en la mira por su actuación durante la causa del “Lava Jato”.

Comentarios

comentarios