A dos días del histórico apagón, la Secretaría de Energía todavía no identificó el origen específico de la falla que ocasionó el corte de suministro eléctrico.

Aunque baraja varias hipótesis, esperará al informe final que están elaborando las empresas Cammesa y Transener y que deberá ser presentado en quince días.

Mientras tanto, las autoridades decidieron limitar la potencia máxima que proviene desde el “corredor Litoral”, es decir, que viene desde la Central de Yaciretá a Buenos Aires. ¿El objetivo? Que el país no quede a oscuras ante un nuevo inconveniente de este tipo.

Aunque subrayaron que “hay reserva de potencia y energía suficiente”, advirtieron que esta modificación hará que “la operación sea más cara” debido a que “se va a sustituir la energía hidroeléctrica por energía térmica que se venía trayendo de Brasil”.

Estas “medidas precautorias” ocasionarán un costo de u$s 3,5 millones al Estado Nacional: “El 20% lo pagan de manera directa los grandes usuarios, no los residenciales, y el 80% lo paga el Estado como variación de subsidios“.

👎🏻 #SinLuz

Comentarios

comentarios

1 Comentario

Comments are closed.