El mundo del fútbol sigue conmocionado por las causas de corrupción que aquejan a la FIFA: este último martes se conoció la detención del ex presidente de la UEFAMichel Platini, en Francia en medio de la investigación sobre la concesión del Mundial 2022 a Qatar.

El histórico mediocampista de la selección gala y Juventus arribó a la sede de la “Oficina Central para la Lucha contra la Corrupción y los Delitos Financieros y Fiscales” (OCLCIFF) en calidad de testigo y acompañado por su abogado William Bourdon.

Sin embargo, todo cambió una vez dentro del edificio del Ministerio del Interior, donde está ubicada la sede central de este servicio: los agentes le informaron al ex futbolista sobre su detención. Luego de permanecer más de doce horas en el lugar, fue liberado.

En el marco del “FIFA Gate”, el dirigente francés fue expulsado del fútbol por ocho años por violaciones éticas y debió pagar una multa de 2 millones de dólares. Luego logró reducir su castigo a cuatro años, lo que significaba que podría volver a trabajar en el fútbol en octubre de 2019. Este nuevo inconveniente complica sus planes para volver a ser dirigente.

Qatar ha sido acusado en reiteradas oportunidades de comprar votos en su intento de organizar la máxima cita del fútbol mundial.

El foco está puesto principalmente en un almuerzo que tuvo el propio Platini con el por entonces presidente Sarkozy el 23 de noviembre de 2010 en el Palacio de Elíseo, nueve días antes de la votación donde se eligió a Qatar. Allí también se encontraban el actual emir de Qatar, Tamim Ben Hamad Al Thani y el por entonces jeque, Hamad Ben Jassem.

Una asesora del ex presidente francés Nicolas Sarkozy, de nombre Sophie Dion, también quedó bajo custodia policial en el mismo lugar. 

📌 El arresto se produjo en el marco de una investigación ordenada por la oficina del Fiscal Nacional de Finanzas (PNF) “por actos de soborno activo y pasivo”

Comentarios

comentarios