A principios de abril, el líder de los Rolling Stones debió someterse a una “operación del corazón” en un hospital de Nueva York. En medio, la banda debió cancelar las fechas previstas en el “No filter tour”.

“Se ha sometido a un reemplazo de la válvula aórtica por catéterun procedimiento poco invasivo que permite reparar la válvula sin tener que seccionar el tórax“, advirtieron en esa oportunidad los médicos que lo atendieron.

El músico tuvo que permanecer en reposo durante una semana hasta que se le cicatrizó la herida y, poco a poco, pudo ir retomando su vida normal.

La espera de algunos meses concluyó: Mick Jagger volvió a subirse arriba de los escenarios con la banda en un show en Chicago.

💪🏻 #VolvióMickJagger

Comentarios

comentarios

Compartir