Uruguay le ganó 1 a 0 a Chile pero, como ambos estaban ya clasificados, el partido será recordado, sobre todo, por la interrupción del final y el escándalo que se desató después.

En el segundo tiempo un espectador invadió el campo de juego, en la carrera se puso una máscara de pollo y hasta llegó a tocar la pelota con la mano.

📽 #ElVideo

La seguridad lo corría y no llegaba a alcanzarlo cuando, de repente, el chileno Gonzalo Jara decidió derribarlo con una violenta patada. Recién ahí pudo ser capturado.

¿Cuál es el inconveniente con todo esto? Además de los cuestionamientos éticos en torno a pegarle a otra persona que no lo agredió ni hacía peligrar la vida del resto, el Artículo 12 del reglamento disciplinario de CONMEBOL reza: “Suspensión como mínimo de dos partidos en la competición por conducta violenta o por agredir a jugadores, o a cualquier otra persona presente“.

🇨🇱 ¿Lo sancionarán de oficio?

Comentarios

comentarios