Desde diciembre de 2015 hasta la fecha, el gobierno nacional y el gobierno porteño en conjunto decidieron vender más de 70.000 metros cuadrados del patrimonio público a través de la Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE).

A contramano de lo que viene sucediendo en las principales ciudades del mundo, estos terrenos – cuya superficie equivale aproximadamente a 7 hectáreas – quedarán en manos y a merced del mercado inmobiliario.

La feroz especulación, la presión sobre los más desfavorecidos y las dificultades crecientes para vivir en la Ciudad de Buenos Aires se agudizan a la par de que decrecen los espacios verdes.

A pesar del súper promocionado slogan “Ciudad Verde” del PRO, no hubo ningún avance al respecto en todos estos años de gestión macrista: la proporción entre espacios verdes por habitantes se mantuvo en 0,60.

Vale la pena recordar que la Organización de las Naciones Unidas (ONU) estableció que las grandes ciudades deberían disponer de “un mínimo de entre nueve y once metros cuadrados de espacios verdes por habitante”.

📌 Fuentes:

“Cronista”

Ministerio de Ambiente y Espacio Público

Comentarios

comentarios