Los datos que arroja el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC) no son demasiado alentadores en lo que respecta a la crisis económica que atraviesa la Argentina.

Según el organismo estadístico, la actividad de la construcción registró una contracción del 3,4% contra igual período de 2018, con lo que alcanzó una racha negativa de nueve meses consecutivos.

Todo ello a pesar de desacelerar su caída en el mes de mayo, ya que “el índice de la serie desestacionalizada muestra una variación positiva de 2,3% respecto al mes anterior”.

El acumulado de los cinco primeros meses del 2019 de la serie original del Indicador Sintético de la Actividad de la Construcción (ISAC) es alarmante: presenta una disminución de 8,9% respecto de igual período de 2018.

📑 El informe:

Comentarios

comentarios

Compartir