En el 2016, en ocasión de los 200 años de la Declaración de la Independencia, Aldo Rico participó del desfile desde un jeep: su presencia despertó fuertes polémicas en sectores de la oposición y de derechos humanos

Este último martes volvió a suceder: el ex teniente coronel se paseó en silla de ruedas por la Avenida Libertador en el marco de un nuevo desfile por el 9 de Julio.

Con su boina verde, el ex combatiente se mostró junto a los veteranos de la Guerra de Malvinas: el propio Ministerio de Defensa aclaró que “fue invitado” por su participación en el conflicto bélico.

Vale la pena recordar que saltó a la fama como “carapintada” en la “Semana Santa” de 1987: allí lideró el acuartelamiento de Campo de Mayo, que tuvo en vilo a la democracia argentina y al gobierno de Raúl Alfonsín.

De esos días álgidos y preocupantes, el militar le arrancó al alfonsinismo la remoción de Ríos Ereñú como Jefe de Estado Mayor del Ejército Argentino y la “Ley de Obediencia Debida” que frenó los procesmientos y juzgamientos de los acusados de cometer violaciones de los derechos humanos durante la última dictadura. En medio, reivindicó lo actuado durante lo que él llama “guerra sucia” o “guerra antisubversiva“.

📢 El titular del Ministerio de Defensa minimizó el rol de Aldo Rico en los intentos de desestabilizar la democracia durante el alfonsinismo.

Comentarios

comentarios