A pesar de los subsidios que recibieron durante años y el descontrolado aumento de las tarifas, las distribuidoras eléctricas siguen “haciendo agua” en el servicio que le brindan a la población.

Luego de un inusual domingo de calor en pleno invierno, la lluvia que se desató en el área metropolitana dejó el domingo a la tarde a poco más de 60 mil usuarios de la Ciudad de Buenos Aires y Gran Buenos Aires sin servicio luz. 

La respuesta no llegó tan rápido tampoco. Según informó el ENRE, para la madrugada del lunes todavía había más de 15 mil usuarios sin servicio eléctrico: 12.620 de Edesur y 6813 de Edenor.

🕯 General Rodríguez, Bella Vista, San Antonio de Padua, Luis Guillón y San Miguel fueron algunos de los barrios más afectados.

Comentarios

comentarios