A principios del mes de abril, 47 trabajadores – que cuentan con entre 6 y 15 años de antigüedad – fueron despedidos sin previo aviso del centenario Laboratorio Craveri, con sedes ubicadas en los barrios porteños de Villa del Parque y Caballito.

A pesar de las protestas y de que la propia Secretaría de Trabajo le negó el “Proceso Preventivo de Crisis” (PPC), los dueños de la compañía se mantuvieron en una postura poco conciliadora: solamente ofrecieron pagar el 50% de las indemnizaciones y dejaron firmes los despidos.

📢 Más familias en la calle: el 70% de los cesanteados son mujeres.

Desde hace dos meses que los empleados acampan para ser escuchados e intentar revertir la situación. Contra viento y marea, han tenido que soportar las detenciones arbitrarias y las constantes demoras en la comisaría bajo la figura de la “ocupación del espacio público”; así como también la interrupción de las asambleas dentro de la empresa.

Darío, uno de los delegados de la Comisión Interna, explica ante cada persona, organización y medio que se le acerca: “La empresa dice que tiene crisis y genera toda una atmósfera alrededor de eso con el pago fuera de regla y atrasado de salarios“.

Y agrega: “También todos los supervisores, jefes y carneros salen a reproducir que la empresa está mal. Es una crisis que nunca pudieron demostrar“.

💬 “Acá la empresa está tapada de laburo. Se trabaja los sábados, se hacen horas extras algunos domingos. El motivo de fondo es licuar salarios y precarizar

📌 Fuente: “No Matarás” + “La Izquierda Diario”

Comentarios

comentarios