📸 Los parisinos refrescándose en las fuentes de Trocadero, a metros de la Torre Eiffel

A esta altura ni los más escépticos pueden darse el lujo de dudar de los efectos del cambio climático. París alcanzó este jueves su récord de temperatura máxima desde que se tienen registros: llegó a los 42,4 grados centígrados a las 15.20 en Paris-Montsouris, en el distrito 14, al sur de la capital francesa.

Según la agencia meteorológica “Météo France“, se batió ampliamente la marca histórica de la “Ciudad de las Luces”, establecida hasta hoy en los 40,4 grados registrados el 28 de julio de 1947.

Los récords de temperaturas constatados especialmente en las zonas urbanas no se habían producido antes y eso implica riesgos importantes tanto para los más frágiles como para los que gozan de buena salud y creen que pueden continuar sus actividades como siempre. Nuestros organismos no están habituados a estas temperaturas. Hay que permanecer extremadamente vigilantes”, alertó el primer ministro francés, Édouard Philippe, ante la prensa.

🇫🇷 ¡La única buena noticia para los franceses es que las temperaturas empezarán a bajar a partir de este mismo viernes!

Comentarios

comentarios

Compartir