Fue, sin dudas, el tema del fin de semana. La imagen recorrió el mundo. Mientras el presidente Mauricio Macri escuchaba al presidente de la Sociedad Rural, dos carteles empezaron a desprenderse de unos banners a control remoto instalados sobre la estructura del escenario del predio de Palermo. 

Los mensajes que se leían eran inequívocos: apuntaban contra la ganadería y la deforestación así como también reclamaban por la defensa de la vida del Yaguareté, en grave peligro de extinción dentro de la zona del Gran Chaco.

La noticia adquirió todavía más visibilidad cuando el Ministerio de Seguridad de la Nación aseguró que la intervención de la agrupación ambientalista “fue una amenaza a la seguridad nacional” y la denunció penalmente.

📸  Los banners:

La posible denuncia penal nos tomó por sorpresa y también con la sensación de indignación y de ridiculez. Se está sancionando el derecho a la protesta pacífica. Todo lo que refiera a la seguridad presidencial, no tiene nada que ver con nosotros”, aseguró Hernán Giardini, coordinador de la Campaña de Bosques de Greenpeace Argentina.

📽 La acción de Greenpeace en La Rural:

Y nosotros pertenecemos a una organización lo suficientemente conocida como para saber que sus reclamos fueron pacíficos y sin la intención de que nadie de los presentes pudiera salir herido“, explicó en diálogo con Infobae.

“Es más, nuestro reclamo fue contra los organizadores del evento. Si estaba el presidente o no en el palco, sinceramente no nos importaba. Nos daba lo mismo. Nuestro reclamo está puesto en lo que están haciendo en los bosques del Gran Chacocómo la ganadería está cumpliendo un rol fundamental en la destrucción“, remató.

📢 “Incluso, ni siquiera nos pueden acusar de que fue algo político, porque nosotros también le hicimos protestas a los gobiernos de Cristina y de Néstor Kirchner

Comentarios

comentarios

Compartir