Las autoridades económicas y monetarias volvieron a fallar: en vez de salir a calmar las aguas antes de la apertura de los mercados, dejaron hacer. Y los grandes operadores financieros hicieron.

Recién poco antes del mediodía, el Banco Central de la República Argentina (BCRA) brindó algún tipo de reacción o respuesta: subieron las tasas de interés al 74% anual.

Y pese a este incremento, lograron una muy reducida renovación de vencimientos de Letras de Liquidez (Leliq) a ocho días de plazo, logrando colocar sólo $13.990 millones de los $257.062 millones que vencían hoy.

📈 Las tasas de interés de referencia regresaron hoy al nivel más alto desde la crisis de 2002.

Comentarios

comentarios