La semana pasada hubo un atisbo de medida de fuerza que terminó consolidándose esta semana: en las primeras horas del miércoles, todas las líneas de subte estuvieron de paro durante dos horas.

Desde las 5.30 y hasta las 7.30 de la mañana, los miembros de la Asociación Gremial de Trabajadores del Subterráneo y Premetro (AGTSyP) protagonizaron una medida de fuerza.

Los “metrodelegados” protestaron “frente al vaciamiento del sector comercial, la eliminación de categorías y la flexibilización laboral”.

“Los trabajadores del subte hemos realizado todos los esfuerzos a nuestro alcance y agotado todas las instancias de diálogo sin encontrar de parte de la empresa concesionaria más que provocaciones constantes como la inauguración de estaciones sin la presencia de personal en las boleterías”, advirtieron en un comunicado.

En esta misma línea, advirtieron las consecuencias de la presencia de material cancerígeno en la red que “genera un gravísimo problema de salud pública con riesgo para la salud y la vida de millones de usuarios y cientos de trabajadores”.

🚃 A partir de las 7:30, todas las líneas de subte y el Premetro abrieron sus puertas y comenzaron lentamente a normalizar el servicio.

Comentarios

comentarios