Luego de los anuncios, las desmentidas, las negociaciones y los tira y afloje, finalmente el gobierno de Mauricio Macri decretó el congelamiento del precio de los combustibles durante los próximos 90 días teniendo como referencia los valores al 9 de agosto.

Como el anuncio prematuro del presidente generó descontento en algunas petroleras, las discusiones posteriores se empantanaron. Como las horas corrían y las autoridades no estaban dispuestas a dar otra vez marcha atrás, terminó saliendo a través de un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU).

“Ante la magnitud de los recientes acontecimientos económico financieros desencadenados, de público conocimiento, es obligación del Poder Ejecutivo Nacional utilizar los instrumentos a su alcance y adoptar las medidas específicas necesarias para proteger a los consumidores“, argumentaron esta mañana en la resolución en el Boletín Oficial.

📑 Boletín Oficial

Comentarios

comentarios