Los incendios forestales se producen más en las regiones amazónicas que están muy afectadas por la deforestación, dado que el uso del fuego es una de las principales herramientas para deforestar, incluso por los agricultores”, advirtieron desde Greenpeace en torno al fuego que está destruyendo el Amazonas.

Ocho de los diez municipios más afectados también son los que registraron los números más altos de alertas de deforestación, según la información del Instituto Nacional de Investigación Espacial del Brasil (INPE)”, explicaron luego a través de una nota publicada en su portal.

Los incendios forestales y el cambio climático operan en un círculo vicioso: a medida que aumenta la cantidad de incendios, también lo hacen las emisiones de gases de efecto invernadero, aumentando la temperatura general del planeta y los fenómenos climáticos extremos, como intensas sequías”, agregaron.

Y sobre los efectos nocivos para el medioambiente, remataron: “Además de aumentar las emisiones, la deforestación contribuye directamente a un cambio en los patrones de lluvia en la región afectada, extendiendo la duración de la temporada de sequía, afectando así a la selva, la biodiversidad, la agricultura y la salud humana”.

🔥 ¡En LLAMAS!

Comentarios

comentarios