📸 Foto: Clarín

Cientos de personas se movilizaron el jueves por la noche a la intersección de las calles Brasil y Perú, en pleno barrio porteño de San Telmo para exigir justicia por la muerte de Vicente Luis Ferrer.

El hombre de 68 años murió el viernes de la semana pasada luego de recibir una serie de golpes de parte del personal de la sucursal de Coto.

Según la versión de los empleados, había intentado irse sin pagar un aceite, un queso y dos chocolates. La justicia, sin embargo, todavía intenta determinar qué es lo que ocurrió aunque ya desterró la principal defensa de los acusados: Ferrer no falleció a causa de una “enfermedad preexistente” sino por “un traumatismo craneoencefálico”.

Eva, de la “Olla Popular Parque Lezama”, le dijo a Página 12: “Cuando nos enteramos de lo que había pasado, nos movilizamos junto con el Centro de Salud, Patria Grande, La Cámpora y otras organizaciones. No podemos permitir que la violencia institucional se naturalice en nuestro barrio“.

Roberto, un vecino del lugar, agregó: “Vicente vivía con su esposa en un PH de Defensa al 1300, donde hay siete departamentos con otras tantas familias. Yo lo veía todas las semanas y no me parece que tuviera ningún problema de demencia senil ni que haya sido una persona violenta que pueda haber puesto en peligro a la guardia de seguridad. Era un persona delgada, no muy alto. ¿Qué peligro pudo significar para que lo maten como lo mataron?”. 

📸  Los carteles “coparon” la esquina frente al supermercado: allí pudieron leerse las consignas “Basta de normalizar la violencia“, “En San Telmo todxs las vidas cuentan” y “En este barrio las vidas tienen valor

📸 Foto: Nueva Ciudad

Comentarios

comentarios