Los líderes del G7 – club formado por Alemania, Canadá, Francia, Estados Unidos, Japón, Italia y el Reino Unido – que están reunidos en la localidad francesa de Biarritz, acordaron este lunes movilizar una ayuda de 20 millones de dólares para combatir los incendios forestales que devoran desde hace dos semanas el Amazonas.

El presidente francés, Emmanuel Macron, comunicó la decisión junto al presidente chileno Sebastián Piñera: con el dinero está previsto que se envíen aviones para tratar de sofocar el fuego.

Este “desbloqueo” de fondos tiene la intención de convertirse en el puntapié inicia de un “plan de colaboración” más amplio para con la región y los países afectados: la idea del G7 a mediano plazo es llevar adelante un plan de reforestación. Sus lineamientos serán presentados a la Asamblea General de la ONU a fines de septiembre y, para que se concrete, será necesario el acuerdo de Brasil y un trabajo con las ONGs y las poblaciones locales.

Vale la pena resaltar que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, no participó de las conversaciones sobre cambio climático y biodiversidad debido a su escepticismo en torno a la crisis ambiental.  

📸  Emmanuel Macron junto a Sebastián Piñera durante la conferencia de prensa en la que se anunció la ayuda para combatir los incendios

Comentarios

comentarios