🖋 Por: Adriana Vanoli

El 24 de agosto, Arte Nenes estuvo en el predio de la ex ESMA con su “Jugá por la memoria”. Con recorrido atípico, esta singular compañía teatral que terminó convirtiéndose en una asociación civil productora de contenidos artísticos, mostró allí un trabajo madurado en 22 años dedicado a la infancia y sus derechos.

No fue raro que las Abuelas de Plaza de Mayo y Arte Nenes se encontraran. Cuando de búsqueda, se trata, las dos instituciones bregaron por los encuentros y las identidades robadas, aún en momentos donde el país del “Nomeacuerdo”, volvió a aparecer.

El día llegó. El sábado 24 de agosto, en la Casa Por La Identidad, de las Abuelas de Plaza de Mayo, en la ex ESMA, se festejó el Día de la Niñez, con juegos sobre la memoria, la justicia y el derecho a la identidad.

Fue una bienvenida a la historia que se desea, y a la que se rechaza. La actividad comenzó a las 15.30, llegaron familias de La Matanza, Zona Norte y Ciudad de Buenos Aires. A lo largo de las jornadas, circulaban por los diversos talleres, preparados con música y colores especiales.

“El Jugá, en general, son talleres diferentes, abocados a una temática en particular. Este, tenía que ver con la última dictadura cívico militar. Conocer y descubrir parte de esa historia, desde distintos ángulos (arte, literatura, música, juegos y hasta una línea de tiempo) con familias que nunca habían estado en el lugar, fue conmocionante” dijo Sol Pometti, docente e integrante de Arte Nenes.

La actividad se llamó “Sembrando Memoria”. “Fue muy emocionante estar en un lugar para sembrar vida, donde se sembró el horror y la muerte” Dice Barbara “Popo” Pohorecky, directora y gestora de Arte Nenes y agrega: “A la memoria, hay que cuidarla como una semilla que se siembra, hay que regar y proteger, por eso el lema”.

Los niños y niñas, podían dejar un mensaje a las Abuelas, hubo uno que decía: “Con ustedes aprendí la diferencia entre venganza y justicia“.

Como escritora, actriz, y directora de Arte Nenes, Pohorecky, hizo, de la buena siembra, , una herramienta y un fin. Un equipo de adolescentes y jóvenes recorren barrios, plazas, hospitales y teatros con sus obras, talleres, música y líos varios.

Esos mismos adolescentes que hoy son en edad, bisnietos de esas Abuelas, que todavía de pié (aunque ya no se paren) no claudican en su pedido de justicia.

💐 SEMBRAMOS MEMORIA

Comentarios

comentarios