La grave crisis económica, con la consecuente caída de las ventas y la acumulación de stock, afecta a casi todos los rubros de la industria argentina. Arcor no es la excepción.

En este contexto complicado, la empresa informó que le adelantará las vacaciones a 2.500 empleados de sus plantas ubicadas en Colonia Caroya (Córdoba), Villa Mercedes (San Luis), Salto (Buenos Aires) y Tucumán.

Según detalla “Ámbito Financiero“, la decisión “contempla parar las fábricas a partir del próximo 4 de noviembre por dos semanas consecutivas”. El resto de sus establecimientos productivos podría seguir la misma línea: en los próximos días evaluarán los pasos a seguir.

Vale la pena recordar que poco antes los directivos de la compañía optaron por el cierre de dos de sus establecimientos productivos ubicados en Mendoza y en Río Negro.

📉  Durante los primeros ocho meses del 2019, las ventas de Arcor en el mercado interno cayeron más del 5%

Comentarios

comentarios

Compartir