Las reservas del Banco Central de la República Argentina (BCRA) alcanzaron un récord al tocar los 77.481 millones de dólares a principios de abril del 2019: desde allí fue todo en picada.

La falta de confianza de los mercados externos en las políticas económicas del gobierno, el crónico pago de deuda, las intervenciones en el mercado cambiario para frenar una nueva devaluación y la constante salida de depósitos explican en gran parte el fenómeno.

En seis meses, los activos internacionales retrocedieron un 38,2%, es decir, se perdieron 29.568 millones de dólares. Según los especialistas, es una pérdida que no tiene precedentes a excepción, por supuesto, de la crisis del 2001.

💵  ¿Y la “calidad” de las reservas? 

Son varios los economistas que, incluso, dudan de que esas reservas estén “disponibles” para atender la demanda de dólares.

Según detalló Andrés Asiaín, director “Centro de Estudios Scalabrini Ortiz”, en “Ámbito Financiero”, “u$s7.700 millones pertenecen a los encajes de los bancos por depósitos, u$s7.200 millones de un fondo de fortalecimiento de reservas del FMI, u$s18.500 millones del swap chino y u$s2.100 millones de un swap del BIS”. Al restar esa cifra, las reservas netas alcanzan unos u$s12.500 millones.

Comentarios

comentarios