El último lunes por la tarde los trabajadores del subte llevaron adelante la apertura de molinetes en las estaciones de la Línea “B” de 17 a 19. Fue el primer acto de una semana de protestas.

El martes se repitió la medida aunque en esta oportunidad se trasladó a la Línea “D”: hubo aperturas de molinetes de 8 a 12 pero finalmente no de 17 a 20.  Y este miércoles se suspendió el paro previsto para las líneas “B” y “D”

¿Por qué frenaron el reclamo? Porque recibieron una propuesta de las autoridades para avanzar en la “desasbestización”.

Como muestra de querer recomponer los canales de diálogo y avanzar en una solución satisfactoria, por ahora sólo seguirán realizando “jornadas informativas”.

🚃 ¿Qué piden los trabajadores del subte?

Denuncian que por cada tren hay entre 70 u 80 piezas que deberían ser reemplazadas por otras fabricadas artesanalmente.

Exigen que la concesionaria Metrovías se haga cargo de implementar un sistema para el lavado de la ropa de los trabajadores en contacto con asbesto.

11 trabajadores de la Línea “B”, sobre un total de 180 analizados, están afectados por enfermedades vinculadas al asbesto.

Comentarios

comentarios

Compartir