La peor pesadilla de Venecia se materializó este martes por la madrugada cuando la marea llegó a los 187 centímetros, anegando más del 80% de la ciudad.

Ante la inundación más grave desde la de 1966, el presidente del gobierno italiano, Giuseppe Conte, anunció la aprobación del “estado de emergencia” y el envío de las primeras ayudas para residentes y comerciantes.

El alcalde, Luigi Brugnaro, se mostró por su parte conmovido con el panorama desolador que va dejando el agua al bajar: ”Venecia está de rodillas. Estos son los efectos del cambio climático. La basílica de San Marcos ha sufrido graves daños, así como toda la ciudad y las islas”.

 💬 Un comerciante damnificado por las inundaciones “La tormenta fue tan fuerte que el agua atravesó la barrera de mármol de la tienda, no resistió nada. Fue apocalíptico”

Comentarios

comentarios

Compartir