Todos los indicadores económicos son malos y casi todos los sectores productivos se sienten cada vez más ahogados bajo el peso de la crisis.

En las últimas horas se conoció la decisión de IVECO de suspender a partir de este viernes la producción de su planta ubicada en la localidad de Ferreyra, en la Provincia de Córdoba.

Según informaron a la prensa, la medida se extenderá por cinco meses, es decir, hasta el 15 de abril de 2020.

¿El motivo de tan drástica medida? Los directivos de la empresa afirman que tienen “problemas de exceso de stock” frente a un mercado interno deprimido por impacto de la recesión: tienen 1.500 camiones acumulados, lo que equivaldría a ocho meses de ventas.

Para colmo, los “coletazos” de esta suspensión son enormes: según “Ámbito Financiero”, la Cámara de Industriales Metalúrgicos y de Componentes de Córdoba (CIMCC) estima que al menos 15 pequeñas y medianas empresas que dependen de IVECO se verán afectadas por esta decisión.

📢 IVECO emplea a 500 trabajadores que se verán afectado por la suspensión de la producción: la empresa se comprometió con la UOM a pagarles el 75% del sueldo durante el “parate”. Además, se cree que 1.500 familias más se verán afectadas de manera indirecta.

Comentarios

comentarios

Compartir