A principios de noviembre, el gobierno de Mauricio Macri le dio “luz verde” a las petroleras para que aumenten un 5% las naftas antes de que termine el congelamiento de precios.

Este jueves, tras el vencimiento del decreto, las compañías decidieron incrementar el valor de los combustibles otro 5%.

Los nuevos esquemas de precios empezaron a regir desde esta madrugada en todas las estaciones de servicio: en todos los casos el litro de nafta super quedó por encima de los $50 en las bocas de expendio de la Ciudad de Buenos Aires.

El litro de nafta super en los surtidores de YPF pasó de $47,79 a $50,19 y el litro de nafta premium pasó de $55,14 a $57,94; el diesel común se incrementó de $44,74 a $46,99 y el diesel premium, de $52,34 a $54,99.

En Shell también tocaron los precios: $50,64 para el litro de nafta super; $58,56 para el litro de nafta premium; $49,34 para el diesel común y $55,98 para el diesel premium.

⛽️ Malas noticias: los “estacioneros” advirtieron que en el mes de diciembre habrá otra suba de precios

Comentarios

comentarios

Compartir