Los números son elocuentes: la deforestación de la Amazonia brasileña aumentó un 29,5% entre agosto de 2018 y julio de 2019, tocando uno de sus máximos históricos.

Según datos del Instituto Nacional de Pesquisas Espaciales (INPE), se deforestaron 9.762 kilómetros cuadrados, es decir, una superficie equivalente a 10.000 canchas de fútbol.

📊 Fuente: El País

Este período incluye, por supuesto, los siete primeros meses de gestión del presidente Jair Bolsonaro, sindicado por ecologistas y pueblos originarios como el gran responsable de los incendios y del desmonte por declararse abiertamente como partidario de la apertura de la selva tropical a las actividades agropecuarias y mineras.

🌳 La deforestación de la Amazonia brasileña alcanzó su récord en el año 2004, cuando se desmontaron 27.772 kilómetros cuadrados.

🌴 Desde entonces empezó a descender con fuerza, hasta llegar al mínimo histórico en 2012, cuando se perdieron 4.571 kilómetros cuadrados.

Comentarios

comentarios