La recesión económica, la caída del salario real, las constantes devaluaciones y la inflación galopante son un combo letal para las condiciones de vida de la población y, por ende, para la actividad cotidiana de los porteños.

Según datos de la Dirección General de Estadísticas y Censos (DGEyC) porteña, en el tercer trimestre del 2019 se registró una disminución generalizada de ventas de hasta el 40% en términos internuales en los comercios de la Ciudad de Buenos Aires.

¿Los rubros más afectados? El sector de “Electrodomésticos” sufrió un retroceso de 39,8%; el de “Jugueterías” cayó un 29%; el de “Restaurant” un 5,4% y el de “Locales de Comida Rápida” un 3,8%.

📉 Los comercios porteños ya suman cinco trimestres seguidos de desplome.

Comentarios

comentarios

Compartir