Hace dos semanas, una comitiva de Human Rights Watch (HRW) aterrizó en Chile para investigar en el propio terreno las denuncias por violaciones a los derechos humanos cometidas a partir del despliegue de militares y fuerzas de seguridad a raíz de las protestas que comenzaron el último 18 de octubre.

El informe presentado por el organismo es poco alentador: “Miembros de la policía nacional de Chile (Carabineros) cometieron graves violaciones de derechos humanos”, comienza el mismo luego de hacer hincapié en una “urgente reforma policial”.

Existe evidencia sólida de uso excesivo de la fuerza contra manifestantes y transeúntes”, advierten al subrayar que “hay pruebas consistentes que Carabineros utilizó la fuerza de manera excesiva en respuesta a las protestas e hirió a miles de personas, con independencia de si habían participado en hechos violentos o no”.

En ese mismo apartado, los veedores internacionales hacen hincapié en el uso “indiscriminado e indebido” de armas de fuego por parte de Carabineros.

En otro capítulo dan cuenta de las denuncias por maltratos, abuso sexual y tortura por parte de uniformados a manifestantes: “Una de las denuncias más comunes fue que los detenidos, incluidos niños, eran obligados a desvestirse y hacer sentadillas desnudos en comisarías”.

“Una abogada chilena de derechos humanos nos contó de un caso en donde, a pesar de que hombres y mujeres habían sido detenidos en las mismas circunstancias, carabineros obligaron a desvestirse únicamente a las mujeres. A su vez, mencionó otros casos en que carabineros tocaron los genitales de las mujeres tras obligarlas a quitarse la ropa. El INDH también documentó casos de amenazas de violación sexual, así como la violación sexual de cuatro hombres“, relataron.

Por último, se detectaron discrepancias en la cifra de detenidos durante las protestas sociales: aunque según datos oficiales de Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH), 6.972 personas fueron detenidas formalmente, la información a la que logró acceder el organismo indica que se llevaron a cabo más de 15 mil detenciones.

📄 Informe completo

Human Rights Watch

Comentarios

comentarios