Francia atraviesa este jueves una jornada de huelga general contra la reforma del sistema de pensiones impulsada por el presidente Emmanuel Macron.

El paro, los analistas estiman que es el más importante y grande en más de un cuarto de siglo, afecta al servicio de trenes y aviones así como también el normal funcionamiento de escuelas y hospitales.

¿Por qué las protestas? Estallaron contra la reforma del gobierno francés que se propone eliminar los 42 regímenes especiales que existen actualmente y que otorgan privilegios a ciertas categorías profesionales: en su lugar prevén instaurar un sistema único en el que todos los trabajadores gozarán, a priori, de los mismos derechos.

🇫🇷 ¡EN FOTOS!

Los sindicatos, por su parte, desconfían del nuevo sistema, advirtiendo que podría terminar “atrasando” las jubilaciones y disminuyendo lo que perciben sus afiliados.

El país está prácticamente paralizado: el 90% de los trenes de alta velocidad que debían circular este jueves no prestan servicio y 10 de las 16 líneas del metro de París amanecieron cerradas.

📸 Marchas, enfrentamientos y gases en París

La Torre Eiffel, uno de los monumentos más populares del mundo, también permanece cerrada debido a que, según las autoridades, no hay suficiente personal presente para “abrir en condiciones óptimas de seguridad y acogida al público”.

El funcionamiento de los aviones también se ve afectado: el paro de una parte de los controladores aéreos obligó a la compañía nacional Air France a anular 30% de sus vuelos domésticos y 15% de sus vuelos europeos

La situación no es mejor en el sector educativo: aproximadamente el 70% de los profesores de primaria y secundaria están en huelga.

✊🏻 Vale la pena subrayar que los policías, recolectores de basura, abogados, jubilados y transportistas también se sumaron al paro.

Comentarios

comentarios

Compartir